Verán 2015

“Apenas recuerdo su cara, ni el color de sus ojos, sí su mirada.
No recuerdo su nombre, ni como eran sus manos.
Recuerdo el timbre de su voz y su perfume; recuerdo sus pendientes, brillantes y nerviosos, balanceándose involuntariamente… acompañando su risa.

(Laida Lo)

ptes carme moure